Al entrar al cementerio antiguo, recorriendo la vía de las Tumbas y la vía Sagrada se pueden observar hoy día entierros de familias atenienses distinguidas, adornadas según las costumbres antiguas con esculturas funerarias, vasos y estelas. Admirables monumentos que hacen revivir la apacible y sugerente atmósfera fúnebre de la necrópolis antigua de Atenas. Entre las estelas más resaltantes destaca la de Dexileo, el último saludo al joven jinete que muere el s. IV a.C en Corinto, un grandioso toro de mármol, la famosísima estela de Hegeso (la original esta en el museo Nacional). Dentro del mismo espacio se encuentra la iglesia dedica a la Santa Trinidad construida a mediados del s. XX sobre los cimientos de la anterior iglesia.

Abrir chat
💬 Hola, cómo te puedo ayudar?
👋 Hola soy Meri, si tienes cualquier duda sobre nuestras excursiones estoy a tu disposición.