El yerno del emperador Augusto, Marco Vipsanio Agripa construye en el centro del antiguo Ágora de Atenas pocos años antes del nacimiento de Cristo una impresionante sala de conciertos. Tenía planta rectangular 51,40 m x 43.20 m y se componía de una gran sala de dos pisos formando una cávea con aforo de hasta 1000 espectadores, lo más espectacular en su construcción era su techo que no tenía columnas dejando así un espacio totalmente libre para el público. Esa constituye la razón por la cual a mediados del siglo II d. C. se derrumbe su techo y la nueva construcción en el mismo lugar reduce su capacidad a la mitad. En esta segunda fase es cuando su fachada es decorada con seis enormes esculturas, tres gigantes y tres tritones ambas presentaciones mitológicas. Desde ese momento el monumento se utiliza como sala de conferencias, pues ya en Atenas se acaba de construir el Odeón de Herodes en la ladera de la Acrópolis. Hoy en día el visitante podrá contemplar únicamente  parte de la ornamentación.

Abrir chat
💬 Hola, cómo te puedo ayudar?
👋 Hola soy Meri, si tienes cualquier duda sobre nuestras excursiones estoy a tu disposición.