Primer día: Acrópolis de Atenas

No cabe duda que la mejor forma para explorar esta maravillosa capital es empezando con el punto más emblemático y céntrico, la Acrópolis de Atenas. Considerada como la atracción más destacada de todo el país te aconsejamos subir a esta impresionante colina y sobre todo visitarla a primera hora de la mañana para evitar las aglomeraciones y disfrutar de las increíbles vistas que ofrece hacia  la ciudad.

 Dirígete directamente hacia la entrada lateral del recinto ubicada en la calle Dionisio Areopagita 18, a poca distancia de la estación del metro “Acrópolis”. Desde allí emprenderás tu viaje hacia atrás en el tiempo, conocerás uno de los teatros más antiguos del mundo y disfrutarás del famoso Odeón de Herodes el Ático junto con el santuario del dios de la medicina Asclepios.

Finalmente, llegarás a la cima de la Acrópolis pasando por los majestuosos Propileos, punto que servía como embudo en épocas de guerra. En este mismo espacio se construyó hace 2500 años atrás el maravilloso templo de Atenea Nike para agradecer a la diosa por las victorias obtenidas en las batallas médicas. Justo al pasar los Propileos estarás llegando a la cima de toda la Acrópolis donde no solo disfrutarás del más representativo y armonioso templo de la época clásica, el Partenón, sino también  desde aquí comprenderás porque el sitio fue elegido miles de años atrás por los antiguos atenienses.

En pocas palabras desde esta colina de tan solo 156 metros sobre el nivel del mar tendrás el lujo de divisar toda la ciudad, su estratégico puerto y gran parte de las islas cercanas a Atenas.

Ágoras y barrio de Plaka

Después de tener esta visión general de toda  Atenas es aconsejable salir de la Acrópolis por la zona que conduce hacia el barrio de Plaka y tras recorrer las maravillosas mansiones coloreadas que destacan en la ladera norte de la Acrópolis llegarás a la calle peatonal más concurrida de este barrio conocida con el nombre Adriano la cual conduce al segundo recinto más destacado de la ciudad.

Se trata del Ágora Antiguo zona donde se desenvolvían todas las actividades comerciales de los antiguos habitantes, es el lugar donde nació la democracia y la filosofía. En este espacio destaca uno de los mejores conservados templos del país, el templo del dios de la metalurgia Hefestos junto con la maravillosa Estoa de Átalos.

A continuación te aconsejamos visitar el Ágora Romano que diríamos es la prolongación del espacio anterior. Se trata de una enorme zona arqueológica esparcida debajo de las casas residenciales de Plaka. Destacan monumentos como la biblioteca de Adriano y la Torre de los Vientos que sirvió como antiguo observatorio meteorológico durante la antigüedad.

Museo de la Acrópolis

Ambas Ágoras son accesibles desde la calle principal peatonal Adriano y siguiendo por esta misma hacia su inicio llegarás al Arco de Adriano dedicado al emperador romano que el siglo II d.C. terminó con la construcción del templo de Zeus. A pocos metros del Arco encontrarás el museo de la Acrópolis construido con la intención de imitar al propio Partenón y albergar sus majestuosas piezas. Si estás visitando Atenas durante los meses de verano te aconsejamos conocer el museo al mediodía para evitar las altas temperaturas. Es sin duda un museo espectacular!!!

Ten en cuenta que saliendo del museo de la Acrópolis por la puerta lateral te encontrarás con la avenida peatonal Makrigianni repleta de restaurantes donde podrás comer algo típico o quizás algo rápido.

Monte Licabetos

Si ya has tomado la decisión de continuar para no perder ni un minuto en esta hermosa ciudad te aconsejamos durante la tarde dirigirte hacia la colina Licabetos la más alta del centro para disfrutar de la puesta del sol mientras que por la noche la zona más aconsejable para cenar y disfrutar de maravillosas vistas es la plaza Monastiraki aquí encontrarás una gran variedad de locales y bares, muchos de estos con espectaculares terrazas: una experiencia inolvidable disfrutar de una cena o unas copas con vistas hacia la Acrópolis iluminada. La mejor forma para cerrar tu primera noche en Atenas.

Segundo día: Plaza Sintagma y Parlamento

Teniendo ya una visión global de la ciudad, desde el primer día, gracias a las impresionantes vistas desde la Acrópolis, te aconsejamos empezar el segundo día de tu estancia con la plaza central Sintagma, el punto cero desde donde se cuentan todos los kilómetros.

La plaza se encuentra a pocos metros de la Acrópolis y desde esta comienza la avenida moderna peatonal repleta de tiendas modernas y reconocidas marcas, se trata de la calle Ermou, nombre proveniente del dios (antiguo) mensajero y comerciante Ermes.

En la plaza Sintagma destaca el Parlamento griego construido en 1834 como palacio real para el primer rey del país, Otón de Baviera. Te aconsejamos llegar a dicha plaza en horas en punto para asistir al famoso cambio de guardia realizado por Evzones, los mejores entrenados de la guardia nacional.

Jardín Nacional y Estadio Panatenaico

Después de esta típica atracción, podrás pasear por el maravilloso Jardín Nacional que se extiende desde el Parlamento hasta el Zappion, edificio neoclásico usado para reuniones políticas y exposiciones. 

Atravesando el jardín te aconsejamos llegar hasta el estadio antiguo Panatenaico conocido hoy en día con el nombre Kalimarmaro,  es este estadio que albergó los primeros modernos juegos olímpicos, impresionante construcción completamente de mármol!!!!

Si sigues bordeando el jardín llegarás al Palacio Presidencial en la calle Herodes Ático, otro edificio neoclásico también custodiado por los Evzones de la Guardia Nacional. Y a pocos metros te encontrarás en la avenida principal Basilisis Sofia, en donde se encuentran la mayoría de las embajadas y museos de la capital. Se trata de un hermoso paseo en donde disfrutarás de la arquitectura neoclásica. 

Y hablando de arquitectura neoclásica, los edificios más representativos, ubicados a pocos metros de la plaza sintagma con dirección hacia la plaza Omonia son: la Academia, la Universidad y la Biblioteca Nacional. No te los pierdas!!!

Museo Arqueológico Nacional

Estando ya cerca de la plaza Omonia vale la pena llegar hasta el museo arqueológico nacional, donde encontrarás las mejores piezas descubiertas en distintas excavaciones. ¿Cómo no ver la máscara de oro de  Agamenón y la impresionante estatua de bronce de Zeus (o Poseidón ) con los brazos abiertos?

Ya por la tarde si queda tiempo… te aconsejamos volver a la zona más pintoresca de Atenas: el barrio de Plaka.

Abrir chat
💬 Hola, cómo te puedo ayudar?
👋 Hola soy Meri, si tienes cualquier duda sobre nuestras excursiones estoy a tu disposición.